Los confines de la palabra

El invielilirno nos convoca al calorcito, a encontrarnos al abrigo de una mesa compartida, a preparar convites hechos de sabores y afectos… ayer , mientras los aromas iban poblando mi cocina en la espera de quienes vendrían a disfrutar del encuentro, me acompañé con Liliana Bodoc y sus pensares en torno a lo mágico, el hacer memoria, la muerte…

Aún falta subir el programa sobre “lo poético” pero justamente ¡tanta producción poética me acompañó mientras rehogaba cebollas y picaba verduras! que no puedo menos que proponerles que la disfruten a ella y a sus invitados en Los confines de la palabra. ¡Una experiencia estética para estas vacaciones invernales!

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: