Lago Puelo: un rincón para el encuentro entre quienes gustamos de convidar literatura

A fines de agosto nos embarcamos en una nueva experiencia de intercambios, aprendizajes y búsquedas con colegas de la Comarca Andina y también de Esquel, Trelew y Comodoro Rivadavia que viajaron hasta Lago Puelo, para participar del Seminario «La lectura literaria en los tiempos de la alfabetización inicial«.

A pesar de la difícil situación que atraviesan las Universidades públicas, sostuvimos el compromiso y pudimos desarrollar los encuentros previstos para el Seminario, con el valioso soporte logístico de la Coordinadora del Área de Desarrollo Profesional del Instituto nº 813, prof. Yanina Cuello, y de la, por entonces, directora de la Biblioteca Pedagógica Región VII, Gabriela Rama, así como del equipo de la Dirección de Cultura Municipal.

Con la participación de veintisiete mediadores/as (docentes de nivel inicial y primario, bibliotecarias y formadores de formadores) compartimos lecturas e intercambiamos saberes ligados a nuestras prácticas;  nos nutrimos de video-conferencias   y exploramos estrategias de mediación de lectura literaria. Fueron tiempos de pensar y pensarnos en esas comunidades de lectores incipientes con los que se comparten las primeras experiencias de abordaje al sistema de escritura. Fueron oportunidades para proponernos dar pie a situaciones de lectura que sean lo más cercanas posibles a las prácticas sociales de lectura (como reflexiona Delia Lerner).

Los libros que distribuyera el Plan Nacional de Lectura, durante la gestión del Ministro Sileoni, fueron las herramientas para pensar juntos acerca del lugar que le hacemos al discurso poético en nuestras prácticas,  nos desafiaron a revitalizar la experiencia de poner la voz y el cuerpo al convidar palabras, sonoridades y silencios.

Los libros «de las cajas» (como solemos llamarlos) nos reunieron con las afirmaciones de Mirta Colángelo y de Laura Devetach, con los pensares de Cecilia Bajour, de María Teresa Andruetto y las revelaciones del maestro Pablo Medina en los programas «Había una vez» producidos por  M.Mucci y L. Schilman (disponibles en la web de Canal Encuentro).

De la mano de Teresa Colomer nos detuvimos en la distinción de criterios de selección de textos narrativos o poéticos de calidad tanto literaria como visual.

Fueron muy valiosas las contribuciones de los participantes, ofreciendo recomendaciones que nos permitieron pensar en la enorme producción editorial de calidad que podemos tener al alcance las manos. Y, también, en cuán fuertes siguen siendo las matrices de aprendizaje que, con frecuencia, siguen impulsando  la selección según aquellas intrusiones sobre las que nos alertaba María Adelia Díaz Rönner (psicologismo, didactismo, moralismo) que suplantan los criterios de recepción estética por otros ligados a pragamatismos varios que operan en detrimento de la especificidad de la literatura.

También el lenguaje visual habilitó el intercambio y, con los aportes de Juan Lima, Isol e Itsvansch revisamos saberes y repensamos prácticas.

Sobre el final nos demoramos en registros de experiencias sostenidas, en el nivel inicial y el primer ciclo de la escolaridad primaria,  por mediadores que se han propuesto poner en juego los quehaceres propios de todo lector literario. Fue un modo de ir pensando propuestas para desarrollar en el marco de la acreditación del Seminario.

Ahora viene el tiempo de desplegar algún proyecto que se encuadre en lo aprendido. Ahora viene el tiempo de hacerle honor a la invitación del maestro Simón Rodríguez cuando decía: «o inventamos o erramos»

 

Un encuentro con La Durmiente…

afiche SEMINARIO LIBRO

Ayer, en el marco del Seminario La lectura en los libros/álbum que recrean el repertorio del género maravilloso,  compartimos -apoyados en las reflexiones de Gustavo Martín Garzo en «La literatura como fascinación» (1)- el magnífico «La Durmiente» de María Teresa Andruetto e Istvansch. Nos demoramos en sus complejidades, paladeamos las exquisiteces visuales y poéticas, reflexionamos acerca de posibles lectores, nos encontramos con nuestros aciertos y nuestras dificultades como mediadores.

Fue una tarde/noche intensa en la que, al final, abordamos «El avión de la bella durmiente» y, con Gabriel García Márquez, emprendimos el regreso a la ronda de historias que cada quien convida cotidianamente.

¡Seguimos leyendo imágenes y textos que nos traen aquellas historias de antaño!

(1) artículo tomado de Una casa de palabras. En torno a los cuentos maravillosos  (2013) México: Océano Travesía

un encuentro con los libros

Como lo prometimos, el sábado nos reunimos a leer en familia. En una ronda -en la que había abuelas y madres, hijas y nietos- las historias, los poemas y los trabalenguas nos regalaron la experiencia, siempre inaugural, de dejarnos ir en la voz de quien lee, atrapados por escenas, por personajes, por sonoridades y silencios.

En esta oportunidad nos acompañaron Julia Rossi (El globo azul) y Graciela Montes (con uno de Federico y tres de sus pequeñas historias).

Nos encontramos con el entrañable Choco que buscaba una mamá (Keiko Kasza) y nos reímos con Finn Hermann (Mats Letén) y Mi hermano y la guerra del pis (María Inés Falconi).

Istvansch  nos regaló uno de sus textos infinitos (el del perro salchicha) en Detrás de él estaba su nariz.

La poesía también estuvo presente: la trajeron María Cristina Ramos (Una mapirisa risa que riza) y Laura Devetach (Quien sabe)… y nos llevamos a Machado y su plaza con torre y balcón!!

En mayo, nos reencontraremos el segundo sábado que llegará puntual el día 12