«…sembrador de palabras…»

Hoy recomendamos leer con los chicos, también, a Pablo Neruda. El poeta que coleccionaba botellas y juguetes y mascarones de proa, el poeta que Elsa Bornemann, en el cuento que compartimos hoy, homenajea en la antología Un elefante ocupa mucho espacio.

En Pablo(1), Bornemann se refiere a la muerte del poeta en apenas un renglón «…Esa era la casa de Pablo, que acababa de morir…» y ese momento queda resignificado en la experiencia poética de las gentes del pueblo. 

Encuentro en la alusión a Neruda como el «sembrador de las palabras«, una referencia a cada uno de nosotros: los mediadores. Por eso, esta publicación es una invitación a repensar nuestro rol, una invitación a salirnos de los lugares más cómodos para habilitar experiencias amplificadoras del mundo simbólico de nuestras chicas, de nuestros chicos y también del nuestro(2)

Los versos del Libro de las preguntas(3) que cierran el video, son eso: un desafío para nuestras comunidades de lectores, una ocasión para interrogarnos poéticamente, una oportunidad para instalar la metáfora en los intercambios cotidianos y ¿quién nos dice?, tal vez, la puerta para iniciar experiencias de escrituras mínimas.

El augurio de hoy, entonces, es que «los versos de Pablo [se repitan] una y otra vez, una y otra vez...«

(1) Bornemann, E. (1987). Pablo. En Un elefante ocupa mucho espacio. Buenos Aires: Ediciones Librerías Fausto. Vale la pena detenerse en el epílogo del libro: un libro multipremiado y también prohibido, que recuperamos con la llegada de la democracia.img203

(2) Un documental que puede proporcionarnos, en tanto mediadores, una entrada al mundo de Neruda puede verse aquí

(3) Neruda, P. y Ferrer, I. (2014) Libro de las preguntas. Valencia: Media Vaca. Pueden disfrutar algunas páginas y un interesante análisis haciendo click aquí

 

 

 

cuando mi abuela cuenta…

Hoy, una historia de Carlos Grassa Toro, ilustrada por Isidro Ferrer y animada por el grupo Los animantes (1).

Un relato sutil, rico en símbolos que nos desafía, en tanto mediadores, a establecer una conversación literaria (2) en la que los lectores puedan multiplicar sentidos construyendo su propio texto. Invitemos a «leer» el video en  clave de desconcierto, en aquello que pueda parecernos extraño, en lo que nos toma por sorpresa, en las incongruencias.

 
 

(1) para más datos del grupo pueden ver otras producciones haciendo click aquí 

(2) como invita Aidan Chambers a la magnífica oportunidad de demorarnos con otros lectores en sus propias lecturas