la Feria nuestra de cada año: Capítulo II: de cómo funcionan los libros álbum entre lo dicho y lo no dicho

Como cada año, desde hace varios años, volvimos a elegir el vagón del Museo Ferroportuario para desplegar los libros y desplegarnos entre ellos.

En esta Feria la propuesta fue compartir el Taller «Los libros álbum ante la vida y la muerte«.

20180810_1134271.jpg

A partir de «La gran pregunta» de Wolf Erlbruch comenzamos ese tiempo de lectura compartida que nos permitió, una vez más para algunas y como estrenos para otras, recorrer obras de este macro-género (magnífico concepto sobre el que es posible reflexionar más a fondo con Cecilia Bajour en su «Orfebrería del silencio«). Fuimos advirtiendo cómo trabaja la elipsis en ellas y cuánto interpela al lector como sujeto activo, a la hora de reponer tanto no dicho por esa «máquina perezosa» que, en palabras de Umberto Eco, es el texto literario.

Insistimos con especial énfasis en cuidarnos del «uso pragmático» de estas obras. En la Cátedra Libre de Literatura Infantil y Juvenil venimos reflexionando al respecto hace tiempo: «Cuando los libros ofrecidos a niños y adolescentes se ven sometidos a usos pragmáticos traicionan lo literario (Díaz Rönner,1988:13-20). Algunos textos son seleccionados por razones de orden didáctico (para enseñar un tema de cualquier disciplina con la que se relaciona el relato o para encontrar elementos gramaticales o lingüísticos que se desean enseñar). Pero no sólo la didáctica hace una incursión perturbadora sobre los textos literarios, sino también  la intención psicoterapéutica o moralizante de muchos mediadores (llamamos mediadores a editores y docentes, a bibliotecarios y promotores de lectura, a padres y a los funcionarios responsables de las políticas públicas de lectura, cuando las hay). El tema  […] bien podría llevar a bucear en la literatura herramientas que respondan a esos fines: didácticos, terapéuticos o moralizantes.«(*). De modo que, durante el Taller, fuimos al encuentro del hecho artístico que cada obra puede propiciar.

Cada participante, en diálogo colaborativo con su pequeño grupo de trabajo, fue buscando razones para recomendar la lectura de textos en los que los y las autoras dejaron pistas para la asignación de sentidos, por parte de lectores/as activos  que se dejen interrogar por el discurso literario y el discurso visual.

Diapositiva1Presentación1

Cuando degustamos las obras, nos detuvimos en «Una casa para el abuelo» de Carlos Grassa Toro e Isidro Ferrer reflexionando en los criterios desde los cuáles los ilustradores seleccionan materiales y técnicas que «dicen» y «no dicen», amplificando sentidos y multiplicando oportunidades de lecturas singulares.

Una casa para el abuelo from Los Animantes on Vimeo.

También estuvimos  pensando  en el modo en que el género ha habilitado el rol del formato, para ello la obra «Amor« de Vanni nos dio ocasión  para analizar aspectos de la edición que generan ¡tanta sinergia en la producción de sentidos!

 

Sabemos que sólo fue una tarde para compartir y para pensarnos en nuestras prácticas profesionales cotidianas. Confiamos en que ese  encuentro impulse muchos otros encuentros entre libros y lectores porque, para quienes mediamos en encuentros intergeneracionales sabemos que «así es la vida» (**)

IMG_6565
*Ponencia «La muerte en la literatura para niños y adolescentes» presentada en las II Jornadas Nacionales de Estudios sobre la Muerte y el Morir (Junio 2018)

**  como leímos en el cierre en «El pato y la muerte» de Wolf Erlbruch editado por Bárbara Fiore y Calibroscopio

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: