Tejiendo el nido…

Cada vez que nos envuelven en historias, en poemas, en voces, nos encontramos al abrigo de las palabras. El viernes 18 de agosto de este 2017 tan impiadoso con la Biblioteca Elum Duham,  estuvimos allí tejiendo el nido (*).

Pusimos a circular la palabra que tan generosamente donaron autores y editoriales para que los chicos y chicas del San Cayetano puedan disfrutar de libros con OLORCITO A NUEVO.

Como cada vez que me pongo a tejer un nido de palabras, las emociones nos atraviesan y cada historia y todo poema (¡¡la poesía no queda postergada nunca!!) nos constituyen como comunidad de lectores en torno a nuestros deseos y temores, nuestras certezas y nuestros muchos interrogantes. De eso fue la cosa el viernes pasado: de encontrarnos grandes y chicos, mamás e hijos, tías, animadores, voluntarios en una ronda de palabras que de la letra impresa se hicieron viva voz por la lectura pública compartida. Una buena manera de celebrar a los nuevos en el mundo!!

page

 

(*) expresión de las queridas JITANJÁFORA  en su magnífico estudio sobre las poéticas de autores de literatura argentina para chicos

 

Anuncios

El taller en la Feria del Libro: un encuentro festivo con la palabra poética

El jueves 20 de noviembre llegamos a la cita puntuales y expectantes… Algunos participantes vinieron desde barrios alejados del centro para noP1030265 perdérselo (Caleta Córdova, San Cayetano…), hubo quien mantuvo su “asistencia perfecta” en los encuentros del Circuito de visitas a las Bibliotecas, también se acercaron estudiantes del Profesorado de Educación Primaria, docentes y madre deseosas de que los chicos lean y, por suerte, hubo también ocasión para empleadas jóvenes que se atrevieron a revolver entre los libros al escuchar la lectura de algunos textos (la literatura siempre termina sorprendiendo inesperadamente!)

P1030262

Fue una oportunidad para re-descubrir en palabras de Santiago Kovadloff que hay palabras en las que no cabe la maravilla: en “flor” no puede entrar “amapola” piensa la niña de “Agustina y cada cosa“. Y también fue la ocasión para repensar en que hay palabras que tienen peso, que hay palabras livianas, las hay laaaaaaaaaaaaaaaaaaargas o cortas, las hay de colores e intensidades diversas y todas corren riesgo de irse volviendo grises si se cruzan con sujetos como “El Señor Medina” hasta que pudo sacar las manos de los bolsillos, como narra Iris Rivera en el cuento que compartimos. Los participantes se atrevieron a buscar palabras medibles y pesables y también de colores con las cuáles acrecentar el diccionario de Medina.

Otros textos nos acompañaron en el juego de escrituras compartidas. Así con “Historia con alpargatas, pavadas y carcajadas” de Graciela Lago probamos expresiones que utilizando una sola vocal tuvieran sentido ¡y vaya si nos costó!. Y con “El problema de Carmela” de Graciela Montes exploramos cuántas otras afirmaciones  en su boca podrían hacerse realidad enojando aún más a los vecinos de Florida.

Fue una despedida y cierre del Circuito de Visitas a las Bibliotecas 2014 que tantas satisfacciones nos fue brindando a lo largo del año. Desde aquí el agradecimiento a los vecinos que generosamente ponen a circular los libros en nuestras comunidades.

P1030269

Un Taller en la Feria del Libro…

El jueves 20 de noviembre, nos encontraremos con quienes vienen participando del CIRCUITO DE VISITAS A LAS BIBLIOTECAS, en un taller que, de 14 a 16, se desarrollará en el CEPTur. En esta ocasión disfrutaremos algunas obras de la Biblioteca de Referencia de la Cátedra reflexionando sobre nuestro rol de mediadores.10478575_10204952532115373_4919424343458298341_n

de vuelta al ruedo…

El jueves 21 volvimos a las andanzas! Los vecinos del Bº San Martín abrieron la biblioteca “Darío Hugo Fernández” para un nuevo encuentro con los libros, las historias y los otros mediadores.

P1020726

Esta vez circulamos entre los clásicos de origen europeo y disfrutamos de diversas versiones de “La Caperucita Roja” y “El flautista de Hamelin” y de la mano de María Cristina Ramos los versos de “Encantado, dijo el sapo” volvimos a advertir  cómo esas historias nos han tejido subjetivamente y nos enlazaron culturalmente.

getBookImg Con Anthony Brown dimos un paseo por el bosque (allí donde nada es lo que parece) perdiéndonos en las referencias intertextuales a Hansel y Gretel, Ricitos de Oro, la Cenicienta, la Bella Durmiente, Rapunzel, El gato con botas, Las habichuelas mágicas y propia Caperucita. Fue interesante recorrer nuestras propias versiones de los cuentos, fue valioso descubrir que cada uno tenía una forma singular de renarrar la historia que tantas veces nos contaron y hemos contado!

Antes de irnos compartimos la “Carta al Lobo” que Laura Devetach incluye en su libro “Oficio de palabrera”, una  oportunidad para releer a Caperucita, una vez más. Acá va:

  Querido don Lobo:

  Cuántos años han pasado ¿no? Seguramente Ud. está entrecano y con algún diente postizo, igual que yo. Seguramente tendrá nietos Yo tengo una que se llama Sidonia. Tuvimos varias discusiones de familia para que no la llamaran con un sobrenombre, Gordi, por ejemplo. Porque tenía unos rollitos que Ud. se hubiera almorzado con fruición.

Hablé con mi hija y mi yerno y les conté lo feo que fue para mí darme cuenta, ya de grande, que mi nombre real se borró de un saque porque a mi abuela se le ocurrió llamarme para siempre como a esa capucha roja hecha por sus propias manos. Y lo peor es que yo no me daba cuenta. Y el mundo entero la apoyó. Lee el resto de esta entrada »

Afuera una tarde gris y fría, adentro calor de palabras, libros, poesías

 

La gente de la Biblioteca Sofía Moll de Milton nos dio una bienvenida de esas que cualquier lector/a no tiene modo de agradecer: mesas de libros para disfrutar y degustar, libros de cuentos, libros de poesías, libros álbum, libros de autores patagónicos, libros y entusiasmo y amor por la lectura literaria y ¡hasta tortas y tartas y mates! Fue, sin duda, una tarde cálida en medio de este otoño que nos va poniendo dorados los boulevares y los jardines…
P1010917 Al sentarnos a la mesa, cada una compartió aquellas adivinanzas que va guardando en su memoria, a  modo  de”biblioteca interna”. Fuimos volviendo a los queridos ritos de poner a otros a pensar desde  esas metáforas  que la literatura de tradición oral, ésa que reúne a tías, abuelas, nanas y cuidadoras desde tiempo inmemorial a tejernos con palabras y nos son regaladas desde siempre… Luego de  compartir las propias  aprovechamos las antologías de adivinanzas, colmos, ¿qué le dijo? o ¿cómo se  llamaba la otra? que Carlos Sylveira se ha obstinado en recopilar y ha logrado publicar en editoriales  que valoran estas formas literarias antiquísimas!

Revolviendo entre versos, nos acompañamos con María Cristina Ramos y sus “Barcos en la lluvia” y su “La luna lleva un silencio” y de Germán Machado y Fernando de la Iglesia en el destacado de ALIJA 2010 “Ver llover .  Y también de Laura, Laurísima, Devetach con su “Canción y pico

Recorrimos, seleccionando, algunas antologías magníficas como “Poesía para Chicos” publicada por Alfaguara Infantil o “Voces de infancia” de Colihue y la pluralísima “Poemas con Sol y Son” en esa Co-edición Latinoamerican impecable!

Y nos regalamos con la colección de Mágicas Naranjas Ediciones y sus “Variaciones de la luz” de Diana Bellesi, “Cartas para que la alegría” de Arnaldo Calveyra y “Música amable al fin” de Irene Gruss (autores que escribieron estos textos sin sospechar que un grupo de editores se aventurarían en publicaciones para chicos)…

También nos dimos tiempo para jugar poéticamente con aquel Mosaico poético que Javier Villafañe regalaba a sus amigos10-INCENDIO
y Mirta Colángelo nos regaló a algunos mediadores literarios en una de sus visitas a estas tierras.

Antes de la mateada, compartimos el hiperbólico incendio con el que María Teresa Andruetto recrea el micro-relato del filósofo S. Kerkegaard, con las inquietantes ilustraciones de Gabriela Burin…

Estamos definiendo la posibilidad de que las abuelas leecuentos sean las anfitrionas en el  próximo mes!

De lecturas y escrituras exploratorias

En el transcurso del encuentro de abril del Programa “Circuito de visitas a las bibliotecas” exploramos las posibilidades que brinda la lectura para intentar textos (o mejor aún pre-textos) que habiliten a los lectores más jóvenes a “leer como escritores” según la acertada expresión de Josette Jolibert.

DSCN8480

Compartimos la desopilante historia de “Carmela“, el cuento de Graciela Montes (en “Amadeo y otros cuentos” Edit. El Ateneo 1985) y propusimos otros problemas que pudieran suscitarse en caso de que esta mujer “de cara redonda y colorada, bien agarrada con un rodete”, cometiese el descuido de decir algo que se convirtiese en lo dicho. Lee el resto de esta entrada »